Cuatro hombres-pájaro formaron parte de la lluvia de Perseidas en el cielo de La Palma gracias a Red Bull.